Foto principal: 

El retorno se ve lejano

31 de Mayo de 2018 Anónimo (no verificado)

Resignados a permanecer en Bogotá, los indígenas que fueron desplazados de sus territorios por el conflicto armado tratan de fortalecer sus prácticas tradicionales para no desaparecer.

Ni siquiera la dejación de armas por parte de la guerrilla de las Farc cambió las condiciones para el retorno, pues otros grupos coparon los espacios y mantienen el reclutamiento y los combates. 

Mientras esperan mejores tiempos, los indígenas se aferran a sus costumbres. Elaboran mochilas, chinchorros, collares, practican rituales y consolidan sus organizaciones como mecanismos de resistencia colectiva frente al individualismo y hostilidad de la metrópoli.

Lee la historia completa en el especial periodística Bogotá Indígena