Luis Fernando Arias, con el poporo un elemento tradicional que usan los pueblos indígenas de la Sierra Nevada de Santa Marta.
Enosh David Arias - @elatanquero

En memoria del mayor Luis Fernando Arias

14 de Febrero de 2021

Las comunidades indígenas en Colombia y Latinoamérica, desde sus sentires y con pesar despiden a Luis Fernando Arias, consejero Mayor de la Organización Nacional Indígena de Colombia, ONIC, quien falleció el sábado 13 de febrero a causa de las secuelas de la covid-19 que padeció durante varias semanas. Su principal legado es la promoción de la unidad, la paz y la defensa de los derechos de los pueblos.

Luis Fernando, hijo del pueblo Kankuamo, por más de quince años estuvo al frente de distintos procesos de lucha y de resistencia llevando un mensaje por la pervivencia de los pueblos indígenas. En la ONIC entre sus misiones era la de fortalecer la justicia propia, la creación de la Guardia Indígena Nacional, la coordinación de espacios para evaluar el cumplimiento de los acuerdos logrados en el marco de los escenarios de concertación entre los pueblos indígenas y el Estado, y la implementación de medidas para proteger, recuperar y reproducir la historia de las luchas de los pueblos indígenas, y de sus líderes y lideresas.

Luis Fernando Arias, del pueblo Kamkuamo, por más de quince años lideró procesos en defensa de los pueblos indígenas en la ONIC. 

Foto: Enosh David Arias - @elatanquero

Luzbeidy Monterrosa, comunicadora del equipo intercultural de Agenda Propia, escribió una pequeña postal en memoria de uno de los líderes más representativos del movimiento indígena colombiano.

“El retorno a la Madre Tierra hace parte del ciclo de la vida ese que desde los pueblos indígenas plasmamos a través de un espiral, hoy desde la ausencia del consejero Mayor de la Organización Nacional Indígena de Colombia, Luis Fernando Arias recordamos que los seres humanos damos todo hasta el final cuando la causa es justa y todo un país indígena lo necesita. Hoy sabemos que fue una gran pérdida para el movimiento, pero es necesario recordar sus acciones y palabras en medio de sus caminatas por la selva, el desierto y las montañas, y su navegar por los ríos y el mar, esas largas jornadas para trabajar dentro y fuera de los territorios por los derechos de los pueblos indígenas, la justicia social, los derechos ambientales, culturales, políticos, económicos y la paz esa que Colombia tanto anhela. 

Desde todas las creencias sentimos que su recorrido a ese otro ciclo ya ha iniciado, los abuelos y las abuelas lo recibirán porque los que mueren en la lucha no pueden llamarse muertos, sus luchas serán nuestros legados. Solo nos queda agradecer la oportunidad de haber conocido su faceta más humana y sus risas a carcajadas que lo caracterizaba, y la imagen que significativa con la que nos quedamos es sentado con su poporo en medio de conversaciones en las comunidades a lo largo y ancho del país y en los espacios cerrados de la casa grande en Bogotá”.

El caminar de Luis Fernando Arias lo llevó a exigir el derecho a la paz.

Foto: Enosh David Arias - @elatanquero

Foto: Enosh David Arias - @elatanquero

Otras voces que lamentan su partida