Foto principal: 

La resistencia de los Embera

31 de Mayo de 2018 Anónimo (no verificado)

El pueblo Embera resiste en Bogotá en medio del hambre y del hacinamiento. Son unos mil indígenas que llegaron a la capital del país huyendo del conflicto armado y de la guerra por el oro que se desató, desde comienzos de los años 90, en los departamentos de Chocó, sobre el río Andágueda, y en Risaralda, en el curso alto del San Juan.
 
Viven en lamentables condiciones, en albergues e inquilinatos. Unos 730 Emberas duermen amontonados en edificaciones viejas y con graves problemas de salubridad. Las casas están ubicadas en sectores deprimidos, algunos de estos con altos índices de delincuencia, en áreas céntricas de Bogotá.
 

Lee la historia completa en el especial periodístico Bogotá Indígena.