Imagen ilustrada basada en fotografías del contexto real de las comunidades.
Ilustración: Giovanni Salazar / Agenda Propia.
Colombia

Tanimuka, el pueblo que danza para cuidar la salud de la humanidad y de la selva

00:00

18:08

Sinopsis: 

En medio de la selva amazónica de Colombia, los Tanimuka se comunican con su territorio a través de la danza y el canto. Esta historia, realizada desde Wakaya, caserío indígena, en Mirití Paraná, recopila las voces y sentires de un médico tradicional, un cantor, un joven y un niño que representan la esperanza para garantizar que esta práctica, que está estrechamente relacionada con los ciclos de vida de la selva, se transmita a las nuevas generaciones.

Ficha Técnica: 

Tipo de contenido: Sonoro 

Año de realización: 2021

Título de serie: Voces de la Amazonía ¡Escucha, la memoria habla!

Realizado(ra): Waima'aka'ru Omaira Tanimuka Letuama 

Lugar: Wakaya, Amazonas, Colombia

Duración: 00:18:08 

Danzar y cantar para comunicarnos con la selva

13 de Junio de 2021Por: Waima'aka'ru Omaira Tanimuka Letuama.

La danza y el canto son las manifestaciones vivas de la comunidad indígena en Wakaya, un territorio amazónico bañado por afluentes del río Mirití Paraná, en la Amazonía colombiana, donde jóvenes, niños y mayores bailan para invocar a los espíritus de la selva, sanar el cuerpo, limpiar los pensamientos, y agradecer por las cosechas y la vida misma. 

En la comunidad de Wakaya, en Mirití Paraná, viven más de 20 familias de los pueblos indígenas Tanimuka, Letuama y Brasileños. Su alimento espiritual y físico tiene una relación profunda con la selva a través del canto y de la danza. 

En esta pieza sonora se comparten voces de hombres que mantienen viva esta tradición, que a través de los cantos y el baile traen el pensamiento de la selva para relacionarse con ella e integrar la vida comunitaria a su ciclo ecológico y la de sus seres espirituales.

“Todos los bailes tienen su historia y cuando se está bailando se tienen que mencionar algo del origen de un baile, se está mencionando algo que tiene que coincidir con la canción y también aparecen los personajes en ella”, dice José Eladio Tanimuka, cantor principal de la comunidad.

En estos espacios son muy importante dos figuras, el sabedor tradicional y el cantor, que complementan sus conocimientos para cuidar y prevenir las enfermedades, pero sobre todo para alegrar a la comunidad.

José Eladio, como cantor, y Ever Tanimuka, como autoridad tradicional, enseñan a jóvenes y niños como Darío Silva y Emiliano Tanimuka las historias, significados y saberes que están alrededor de la danza para que mantengan vivo este conocimiento que ha garantizado, según José Eladio, que desde el inicio del mundo el ser humano continúe relacionándose en armonía con la madre selva.

Danza tradicional de la comunidad de  Wakaya.
Foto: archivo personal Omaira Tanimuka.

Los bailes de esta comunidad son una mixtura de pensamientos. Ever cuenta que los Tanimuka han perdido a través del tiempo muchos bailes, pero que gracias a la unión con otras comunidades se han integrado saberes que les permite convivir. 

El docente e historiador Angel Tanimuka explica que según la tradición oral, en tiempos antiguos y de conflictos tribales, los Letuama y los Tanimuka realizaron una alianza para poder pervivir. Los Tanimuka eran muy fuertes en el chamanismo o curación, mientras los Letuama en el baile. Actualmente, ellos comparten estos saberes para mantener la armonía en todo sentido, desde la comunidad hasta los ciclos ecológicos de selva.

Hoy en día, estos espacios de encuentro se acompañan de los trajes tradicionales y de instrumentos como la flauta, el carrizo, el hueso de venado, el caracol, el maguaré y la lanza. “Son instrumentos que se usan, esos son pensamientos recogidos del ritual, con ese sonido ellos limpian el mal pensamiento que viene a dañar el baile”, dice José Eladio.

El canto y la danza son prácticas que las comunidades están fortaleciendo para que todo el conocimiento cosmogónico alrededor de ellas no desaparezca si no que se conviertan en la memoria viva de todo un pueblo.

Nota: Los entrevistados hablan su lengua materna, el tanimuka, por ello honramos este saber y agradecemos el esfuerzo que realizan para contarnos esta historia en español con el objetivo de que pueda ser comprensible para un público amplio.

Un proyecto de:
Aliados:
Con el apoyo de :